Archivos Mensuales: noviembre 2014

montaña llueve llueve montaña

lluvia

山區降雨

山區降雨

montaña llueve

llueve montaña

Li Tao Po

2014-11-30

http://yuwen.chazidian.com/kewen1171/

Los cuatro dedos del dragón

Foto0144

Los cuatro dedos del dragón

Mi amigo Li y yo vemos al mundo,  mientras los mil animales del mundo también nos ven, él pinta dragones, yo trato de atraparlos en un solo signo.

Le pregunto por qué sus dragones tienen cuatro dedos en las manos, él me confiesa no haber visto nunca ninguno y me habla de la tradición.

Vengativo me pregunta luego por qué los poemas  Z’Hu deben tener solo cuatro signos y yo le confieso no haber sido capaz de escribir ninguno y le hablo de la tradición.

Mi gata, que ha estado muy ocupada lamiéndose las garras, maúlla algo que nos sugiere que sería bueno comer pescado, pero no tenemos y nos hace olvidar el tema de  la conversación.

Li Tao Po

Traducción del Manchú medieval de Erwin Conte

 

VABM sábado, 29 de noviembre de 2014

Casa Verde

casa verde Marlon

 

Casa Verde

 

Érase una vez una casa

Que casi he olvidado

 

Con una verde resignación

Casi vegetal

 

En donde la gente se iba

Y nunca más volvía

 

Y uno se acostumbraba

A las ausencias definitivas

 

Érase una casa 8B-27

Solo su número me ha quedado

 

Y me vine a caminar

Al lado del mar

 

A ver gente comer helado

Rosado

 

A vivir un boulevard

Rascado

 

A lamer la sal

De algunos sobacos sudados

 

A hablar pendejadas

Acerca de escribir poemas

 

Donde cupieran

Clítoris y sobaco

 

Mientras el universo

Me sobrepasaba

 

Como un río frío

Supera

 

Haciendo arena con ellos

A los  guijarros

 

 

Para Edgar, Elia y Marlon

VABM 23 de noviembre de 2014

 

Foto tomada por Marlon Zambrano, cerca de 10.487382, -66.367011

 

 

Las ráfagas de Guarenas

AmericanBlackVultureFlock (1)

 

Las ráfagas de Guarenas





Como un mago saca conejos de su chistera

La cordillera saca de la nada nubes pequeñas

Que me hacen sentir adentro de una pecera


Floto sobre otro domingo de presagios y simulacros

Hoy mataron un montón de cochinos en Guarenas

Parece que el invierno se acerca, otra navidad clarea



Un montón de gente aprendió hoy

Que es más fácil de matar gente que cerdos

Es sencillo vivir entre asesinos



Las costumbres y la etiqueta son severas

Cuando quien se puede molestar

Solo tiene que apretar un dedo


Las ráfagas celebran

Las ráfagas te pueden sacar del planeta

Un relámpago azul es lo último que verás


Si te comes una luz en Guarenas

Si caminas por donde no debes pasar

Si celebras lo que no se celebra


Y pensar que todo esto cupo

Adentro de este domingo que se cierra

Con parejas de zamuros que se cortejan


 

Para Elia

VABM domingo, 16 de noviembre de 2014

http://start.iminent.com/StartWeb/3082/toolbox/#q=vulture%20flock&s=images&p=1

Al otro lado del espejo

Al otro lado del espejo

O sea que así es LA vida –escuché a mi voz decir, mientras se  propagaba  entre nubes de vapor de alcohol, haciendo ecos por los recovecos de la ciudad

Por lo menos una parte de la nuestra –contestó mirando a los carros, que como plaquetas atascaban las arterias de la ciudad donde me van a enterrar

De esclerosis nos vamos a morir –dijo detrás de un espejo, que con alguna clase de ventajista pudor, ocultaba nuestros reflejos a los pobres pendejos que respiraban el aire sin enfriar de la ciudad donde mi vida, algún lejano día espero, va a terminar

Un AHHH incrédulo hizo arabescos entre las volutas de humo de mi tabaco habanero original de Barcelona, la de la Caribe mar

– Casi resignada a tener siempre la razón continuó- Si no nos dejamos matar y si no nos matamos a tiempo, vamos a llegar a viejos y entonces, sentados  en sillas de cuero, esperaremos que la piedadosa muerte nos libre del aburrimiento

Otro AHHH casi espeso, abrió la puerta del bar y miró por la ventana hacia dentro y pudo comprobar que nuestros reflejos estaban muy bien protegidos por una capa de plástico de plata, que hacía que la ventana fuera un espejo

Sabes –le dije como acabando de descubrir un continente completo- estamos al otro lado de un espejo, ¿Cómo sabes que no estamos muertos?

Por esto, -dijo con un cansado convencimiento- y me dio un beso que aún siento cuando la recuerdo, y me da mucha alegría mientras fluyo entre los millones de reflejos que agravan la esclerosis de la ciudad que nos matará, de cualquier cosa, menos de aburrimiento

Para Elia

VABM viernes, 07 de noviembre de 2014

A %d blogueros les gusta esto: