El río que vigilo

El río que vigilo

Primero llegaron los diplomáticos.

Se habló de la amistad de los pueblos, de las ventajas de pertenecer al imperio, de las artes y del comercio.

Eso poco le importó al río, ni siquiera había notado a los pescadores que fastidiaban a sus peces, ni a los agricultores y seguía indiferente a quienes enturbiaban sus aguas sacando arena.

Luego vinimos los militares y se habló de seguridad y de fronteras.

El río apareció en los mapas, ahora era una raya que coincidía en alguna parte con una frontera.

Al río no le importó que sus riveras estuvieran en países diferentes.

Después llegaron los ingenieros y se habló del progreso.

Al río no le importó ser un impedimento para el avance de las comunicaciones y no se inmutó con las explosiones, ni el ruido de los trabajadores que lo sobrepasaron con un puente.

Luego vinieron los comerciantes y como era demasiado fácil cruzar el río, la gente según indescifrables afinidades, se dividió entre los que vivían en una u otra banda.

Luego vinieron los candidatos a alcalde y todos ofrecieron encausar al río, adornarlo, domesticarlo, y hacerlo más agradable.

Se habló incluso de un parque con todo y río incluido que serviría de fondo de paisaje para los picnics familiares.

Si el río se enteró de su futuro de ambientador del paisaje, no se notó, porque siguió fluyendo de lo más despreocupado.

Luego vinieron los enamorados y el río se acostumbró a pasar de lado sin hacer mucho ruido y a
oír promesas repetidas.

Después llegaron los padres de algunos niños que despreciaron al río por peligroso e impotable, pero salvo uno que otro desborde, él siguió siendo imperturbable.

Llevo más de veinte años fingiendo que intento pescar sus esquivos y desconfiados peces, demasiado bien alimentados.

Realmente lo que hago es medirle el pulso, sentir en mi cordel su sereno y poderoso flujo.

El padre del actual emperador me ordenó personalmente que vigilara al río y que estuviera muy atento a sus signos de agotamiento o de rebelión.

Es muy frágil el equilibrio de los ríos, es muy volátil su calma; parece mentira, pero algo que fluye continuamente puede envenenarse; me dijo muy serio, y me ordenó que le informara directamemente, a él o a sus sucesores, de cualquier indicio.

Nunca he conocido a alguien que pueda explicar razonablemente
de donde sale tanta agua que aún no da indicios de que vaya a agotarse.

Nadie me ha podido explicar coherentemente porqué alguien es de la margen izquierda o de la derecha.

Del montón de pescadores que fingen que pescan algo, creo que sólo yo sé porqué molesto a los peces.

Ningún amante me ha podido explicar porqué buscar de escenario al pobre río para el teatro de sus ofertas.

Ningún político me ha podido convencer de las razones reales por las que se preocupa por el río.

Ningún comerciante me ha podido explicar porqué un negocio es apropiado para una rivera y no la otra.

Ningún militar, me ha podido explicar porqué le da tanto miedo el río; que realmente no es tan grande, ni tan importante, y que además ya ni siquiera es frontera.

No he conocido a nadie que no sonriera acordándose cuando nadaba en el río cuando era niño. Nadie me has podido explicar porqué, salvo por el tonto placer de una aventura sin demasiado riesgo.

Así que yo lleno mis informes y le sigo tomando el pulso al río, puesto que soy militar acostumbrado a cumplir órdenes, resignado a que alguna idiotez de la superioridad me va a matar.

De todos modos desde que lo vi por primera vez me cayó bien el río que me ha tocado vigilar.

Las palabras majestuoso e imponente se aplican a ríos más grandes.

Cantarino y alegre a ríos más pequeños.

Debajo del puente, viendo por debajo las carretas que lo cruzan indiferentes como a un charquito, he oído cantar alegre, majestuoso e imponente al río que el anterior emperador me ordenó directamente que le vigilara el pulso.

Un poeta me dijo que sabia que estaba, porque lo veía pasar.

No puedo negar que al lado del río que vigilo, a la gente que no trata de pescar, le da por hablar.

Para Elia
Li Tao Po
VABM 5/Ene/2016

Anuncios

Acerca de victor a. bueno m

Personal details Victor A. Bueno M. ♂ Email address: victor.bueno13@gmail.com calle el diamante Nros 20-f los flores de catia, caracas Venezuela Nationality: Venezuela Tel (prívate): x58-416-214.85.59 Tel (mobile): x58-414- 900.90.81 Marital status: Registered partner No. of children: 2 Date of birth : 04.03.1959 Summary formed the people, interconnected the equipment, optized the processes on three venezuelan branches of global companies, specialist in social networks and groupware (open exchange, msm exchange, novell groupwise, motorola good system, etc) and on mobilizing systems since palmOS, academic formation on oil economics. A lot of experience in manage IT infrastructure change projects. Author of 9 e-books of urban poetry. Education 06.1987 - 12.1990 msc. hydrocarbon economics, ucv (Economy / Finance - College / University, Master's degree) No thesis (Average grade: 18/20) 06.1977 - 12.1982 systems engineer, unexpo (IT - College / University, Bachelor's degree) (Average grade: 7/9) Positions 09.2003 - ---> cio, Deltor Ag (Sector:IT, Specialization:Project Management, Role:Self- employed) window-linux integration projects Groupware open-xchange, SuSE Debian 03.2000 - 06.2003 cso, italcambio (Sector:Bank / Finance / Credit, Specialization:IT Management, Role:Executive Officer) IT security manager 09.1996 - 03.2000 cio, Deltor AG (Sector:IT, Specialization:IT Management, Role:Management) PalmOs to MSSQL server synchronization programs to mobilize sales applications 01.1990 - 09.1996 cio, Danzas-DHL (Sector:Transport / Distribution, Specialization:Application Development, Role:Specialist knowledge responsible) Venezuela IT manager Languages: Spanish Oral: Excellent. Written: Excellent English Oral: Good. Written: Good Special field IT projects Management Role Specialist knowledge Responsible

Publicado el enero 6, 2016 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Favor dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: