Una playa demasiado limpia

Una playa demasiado limpia

Me bajé del autobús, pero como no tenía mucho dinero, me dirigí directo a los baños campestres evitando la tentación de pasar por el restaurante, y luego me entretuve mirando lo que pasaba por la carretera.

La playa quedaba cerca pero había que pasar por el restaurante, había bohíos en la playa, pero estaban desocupados.

Me encanta buscar en la playa, estoy seguro de que cuando lo vea sabré que era lo que buscaba, usualmente lo que encuentro siempre se me pierde después.

Una persona sensata sabe que una concha marina es muy interesante, pero por algo la gente que la vio antes, la dejó donde está.

Existe una relación compleja entre mi disponibilidad de tiempo y mi curiosidad, que se me disfraza de oportunidad cada vez que creo que me voy a aburrir.

Así que me dirigí hacia la playa pasando por el restaurante, dispuesto a cerrar los ojos si me asaltaba la tentación.

Un mesonero me atajó.

— buenas tardes caballero, veo que viene sólo, ?porqué no se sienta en la barra?, porque la mesas de esta área son para grupos grandes– me dijo con una hipocresía, en la que pude adivinar rápido que era el encargado de no dejar pasar a nadie gratis hacia la playa.

–la playa está cerrada– me dijo en tono bajo y casual.

–hola que tal, soy el concejal Lopez, vengo en un autobús que acaba de llegar, solo estoy estirando las piernas, le quiero dar un vistazo al mar– vistiendo mi voz en un short playero y luego añadí muy oficial– es muy triste el tema que tienen aquí con las ballenas. Vamos precisamente a una conferencia sobre la responsabilidad ambiental ciudadana en la capital de este estado–.

Luego le solté una bombita.

–Creo que Raúl todavía es gobernador en este estado, cierto?–le pregunté con la intención de recalcarle que estaba hablando con un humilde concejal, pero de la capital de nuestra gloriosa patria.

El tipo era tan adulador del dueño del restaurante, que de una vez se apartó de mi camino y seguramente le hizo señas, a mis espaldas, a el encargado de seguridad.

–Todo en esta vida depende de la capacidad que tenga uno para defenderse de los envidiosos– me dije mientras me disponía a explorar una playa que parecía que se aburría tan solita.

No encontré nada, porque estaba recién barrida, seguramente algunos ignorantes habían tirado a la basura alguna concha marina grabada con el signo del universo.

Con toda seguridad al personal de limpieza no se le ocurrió oír al caracol que repite incansable la solicitud de auxilio de alguna sirena en dificultades.

Estaba seguro que habían tirado a la basura a todas las medusas, sin darme la oportunidad de atormentar a alguien con mi rutina de media hora sin respirar, en la que le demostraba al pobre ignorante que era recontratataranieto de la gelatina venenosa que miraba con asco y miedo, que además es más taimada que todos los mamíferos y dinosaurios juntos.

Lo que más me enfureció viendo esa playa barrida, peinada y maquillada, cercada con malecones de concreto y boyas naranja, fue que me había ilusionado con ver un arcoiris de nácar, oír la voz del mar, encontrar un doblón de plata, un hueso de ballena, una espada de un pez ídem, un mensaje en una botella, o por lo menos, ver a los pelícanos pescar.

Así que programé el despertador de mi teléfono para que sonara en cinco minutos y me dirigí al restaurante con la cara más preocupada que me salió, después de haberme graduado con honores en la academia de actuación.

El mismo mesonero me esperaba en la rampa que conectaba a la playa con el restaurante, estaba acompañado por dos tipos.

No seré ninguna medusa, pero por algo he sobrevivido tanto tiempo.

La obra de teatro surrealista ocurrió así:

Mesonero preocupado, por haber fallado en su labor de proteger el acceso a la playa:

— estos señores quieren hablar con usted jefe.

Y luego añadió:
–Yo le advertí que la playa estaba cerrada.

Vigilante en voz casual, señalandome el cartel “playa privada para nuestros clientes’

–creo que el señor no vio el letrero, solo podemos darle acceso a autoridades uniformadas y debidamente identificadas– para luego con cara de tahúr preguntar– ?el señor tiene alguna credencial que nos pueda enseñar?.

Ayudante de taquilla autonombrado, en tono gerencial:

— los costos de mantener esta playa en óptimas condiciones para nuestros clientes, son altos.

— pobres ballenitas– dije lo más fúnebre que pude.

Ayudante de taquilla autonombrado, en actitud conciliatoria:

— doscientos bolívares cuesta la entrada, la taquilla abre en una hora– mirando como mis compañeros de viaje comenzaban a levantarse de las mesas.

— ballenatos ahorcados– dije casi asustado.

Ayudante de taquilla autonombrado, muy amigable y razonable:

— yo se los entrego a la taquillera, cuando llegue.

Vigilante, muy amable:
— creo que deberíamos continuar esta discusión en la oficina de seguridad.

— bebés de ballena– dije desconsolado.

–? Como se llama esta parte del país?– pregunté como si los notara por primera vez y para terminar de descontrolarlos.

Vigilante, entristecido por tener que tratar con gente tan poco razonable.

–por favor acompañenos.

— inocentes ballenitas recién nacidas– gemí desconsolado a punto de llorar– mientras escribía una nota en mi tableta el nombre del restaurante en fuente de 18 puntos y color rojo.

Todos me miran preocupados, tratando de determinar mi tipo de locura, pero abriendome paso hacia la salida.

Sonó el despertador, lo deje sonar diez veces, indeciso como siempre

Simulo que contesto el teléfono, caminando entre mis compañeros de viaje.

— No, Raúl, no, por más gobernador y amigo que tu seas esto no lo puedo dejar de reportar. Estamos hablando de bebes de ballena ahorcados, esta playa con sus boyas es un peligro para las ballenitas recién nacidas.– y les dejo caer otra bombita– debes saber que mi nueva responsabilidad en las naciones unidas, me lo impide.

Todos se asustan y se comienzan a separar de mi, tratando de no ser asociados conmigo de ningún modo.

Finjo que los persigo mientras huyen en retirada, preguntándoles:

-Como se llama esta parte del país? ? En que municipio estamos?.

Pero como corren más que yo. Les dejo fingir que jamás me han visto y que nunca hemos hablado.

–Un día de estos mi curiosidad me va a meter en un problema del que no voy a poder salir caminando– pienso mientras subo a mi autobús, ya casi calmado.

Para Elia y Edgar
VABM 17/Ene/2016

Anuncios

Acerca de victor a. bueno m

Personal details Victor A. Bueno M. ♂ Email address: victor.bueno13@gmail.com calle el diamante Nros 20-f los flores de catia, caracas Venezuela Nationality: Venezuela Tel (prívate): x58-416-214.85.59 Tel (mobile): x58-414- 900.90.81 Marital status: Registered partner No. of children: 2 Date of birth : 04.03.1959 Summary formed the people, interconnected the equipment, optized the processes on three venezuelan branches of global companies, specialist in social networks and groupware (open exchange, msm exchange, novell groupwise, motorola good system, etc) and on mobilizing systems since palmOS, academic formation on oil economics. A lot of experience in manage IT infrastructure change projects. Author of 9 e-books of urban poetry. Education 06.1987 - 12.1990 msc. hydrocarbon economics, ucv (Economy / Finance - College / University, Master's degree) No thesis (Average grade: 18/20) 06.1977 - 12.1982 systems engineer, unexpo (IT - College / University, Bachelor's degree) (Average grade: 7/9) Positions 09.2003 - ---> cio, Deltor Ag (Sector:IT, Specialization:Project Management, Role:Self- employed) window-linux integration projects Groupware open-xchange, SuSE Debian 03.2000 - 06.2003 cso, italcambio (Sector:Bank / Finance / Credit, Specialization:IT Management, Role:Executive Officer) IT security manager 09.1996 - 03.2000 cio, Deltor AG (Sector:IT, Specialization:IT Management, Role:Management) PalmOs to MSSQL server synchronization programs to mobilize sales applications 01.1990 - 09.1996 cio, Danzas-DHL (Sector:Transport / Distribution, Specialization:Application Development, Role:Specialist knowledge responsible) Venezuela IT manager Languages: Spanish Oral: Excellent. Written: Excellent English Oral: Good. Written: Good Special field IT projects Management Role Specialist knowledge Responsible

Publicado el enero 18, 2016 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Favor dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: