Viernes doce

image

Viernes doce

Desde las cuatro estaba listo, un mecanismo de autodefensa le hacía olvidar las tareas pendientes cuando estaba cansado. Así que revisó la agenda.

No se podía ir de la oficina hasta las cinco y media. 5:35 P.M. para ser exactos. Porque siempre hay alguien que critica a quienes se van a la hora justa y es conveniente mostrarse atareado y simular que a uno no le alcanza el tiempo para tanto trabajo.

De todos modos consultó su agenda otra vez, y no tenía asuntos pendientes.

Viernes doce, cobrar tres días antes del quince es peligroso para quienes no entienden que el salario les tiene que rendir diez y ocho días.

–Quincena de tres fines de semana !Uf!– pensó mientras ordenaba su escritorio.

Los últimos veinte años se había acostumbrado a llevar una vida muy austera.

Bebía poco y el licor más barato que consiguiera en las licorerías y solo en su casa, en las celebraciones familiares; las pocas veces que lo visitaban, porque él no visitaba a nadie.

Los sábados cocinaba su comida de la semana siguiente, desayunaba en casa y llevaba al trabajo su almuerzo y su cena era muy ligera, cocinaba a base de lo que estuviera de temporada u oferta, tratando de incluir vitamina, proteína, azúcar y harina, equilibradamente es su dieta, sin darle mucha importancia al sabor, ni a la apariencia de lo que ingería.

Los domingos lavaba y planchaba su ropa, no tenía carro y usaba el transporte público como un maestro en el arte de combinar rutas, tarifas y horarios.

Los productos del tabaco estaban fuera de su presupuesto hacía muchos años, y se sentía feliz de no tener otros vicios o adicciones.

De vez en cuando veía una película en su computador, casi todo lo que leía y la música que oía la descargaba gratis de la wwweb.

Vivía solo, algunos gatos acostumbraban visitarlo porque les daba los restos de su comida, pero ninguno vivía permanentemente en su apartamento.

La última vez que hizo el amor fue con su esposa que había fallecido veinte años atrás después de una larga enfermedad. Pero como el decía si alguien lo obligaba a hablar del tema, “nunca me ha hecho falta eso del sexo, además ya tengo casi setenta”.

“Electricidad para dos bombillas, y una computadora personal, desde las seis cuando llego del trabajo hasta las diez cuando me duermo, la lavadora y la plancha los domingos, y agua para lavar la ropa y ducharme rápido durante la semana, eso solo le pido a los administradores del condominio de este edificio, a pesar de que como vivo en el primer piso no utilizo los ascensores, y como mis hijos están ya crecidos y viven lejos no utilizamos el parque, ni la piscina, ni la sala de fiestas, y a pesar de no tener auto, pago también por los vigilantes del estacionamiento y los demás; pero lo pago con gusto con tal de no tener que venir a reuniones, así que ustedes me dicen si me quieren volver a invitar”, fue su discurso cuando le tocó hablar en la última vez que fue invitado a una reunión del condominio de su edificio.

En su edificio y diez cuadras alrededor, si alguien mencionaba a un viejo huraño que no se jubilaba por tacaño, seguramente se referiría a él; pero eso no le importaba mucho, él decía que tenía su rutina, y que de seguro algo malo le pasaría si la rompía.

— no estoy mal, ni bien, pero no empeoro–decía y luego preguntaba– para que cambiar algo que funciona?

–Yo estoy bien de salud, no me duele nada– le decía siempre a los empleados de recursos humanos de la empresa en que trabajaba– me aburro en las vacaciones, hago bien mi trabajo– porqué me tengo que jubilar?.

Cuando mi esposa murió, me pude haber retirado y llevar su negocio, pero de seguro ya me habría matado como a ella, menos mal que mi hijo mayor se hizo cargo, y yo pude continuar mi rutina.

A ese muchacho lo criamos con valores, para que asumiera desde muy joven grandes responsabilidades. Él me ayudó a conseguir este empleo cuando me obligaron a retirarme del anterior, al mes me estaba enloqueciendo. Yo tengo que estar siempre activo. No nací el día de los flojos.

–5:00 P.M. que tarde tan lenta– pensó.

–Que vas a hacer este fin de semana abuelo?– le preguntó un compañero que trabajaba a su lado.

Durante los últimos cinco años le había hecho la misma pregunta a la misma hora de todos los viernes, y el siempre había contestado igual:

— descansar y preparme para la semana que viene–

5:16 P.M. !que tarde tan larga! hora de mi recorrido diario por las noticias del mundo.

Golpe de estado en un país que le caía mal, inundación en otro que también.

Terremotos y huracanes, –!que originales!

Cambios de políticos en el poder por doquier, las rotaciones de siempre y cada seis meses una peste diferente. !lo mismo de siempre!

Recuerdo que antes había que pagar por las noticias– dijo en voz alta, sin pensar que lo podían oír.

Al periódico lo volvieron a aumentar de precio– le contestó su compañero.

A pesar de la diferencia de edad se llevaba bien con sus compañeros de trabajo y a pesar de la edad aún podía realizar eficaz y eficientemente su trabajo.

5:35 P.M. Me voy, no tengo nada que hacer, y es muy peligroso andar tarde en la calle– dijo poniéndose la chaqueta y se despidió– Feliz fin de semana–

Su compañero de trabajo le respondió como siempre todos los viernes: — feliz fin de semana abuelo, cuídese.

Y como todos las quincenas, revisó su cuenta bancaria para ver si el hijo mayor del viejo ya le había depositado, y pensó lo de siempre después: “Actor desempleado volveré a ser el día en que al viejo se le ocurra jubilarse, o encargarse de sus negocios”.

Para Elia y Edgar
VABM 9/Feb/2016

Anuncios

Acerca de victor a. bueno m

Personal details Victor A. Bueno M. ♂ Email address: victor.bueno13@gmail.com calle el diamante Nros 20-f los flores de catia, caracas Venezuela Nationality: Venezuela Tel (prívate): x58-416-214.85.59 Tel (mobile): x58-414- 900.90.81 Marital status: Registered partner No. of children: 2 Date of birth : 04.03.1959 Summary formed the people, interconnected the equipment, optized the processes on three venezuelan branches of global companies, specialist in social networks and groupware (open exchange, msm exchange, novell groupwise, motorola good system, etc) and on mobilizing systems since palmOS, academic formation on oil economics. A lot of experience in manage IT infrastructure change projects. Author of 9 e-books of urban poetry. Education 06.1987 - 12.1990 msc. hydrocarbon economics, ucv (Economy / Finance - College / University, Master's degree) No thesis (Average grade: 18/20) 06.1977 - 12.1982 systems engineer, unexpo (IT - College / University, Bachelor's degree) (Average grade: 7/9) Positions 09.2003 - ---> cio, Deltor Ag (Sector:IT, Specialization:Project Management, Role:Self- employed) window-linux integration projects Groupware open-xchange, SuSE Debian 03.2000 - 06.2003 cso, italcambio (Sector:Bank / Finance / Credit, Specialization:IT Management, Role:Executive Officer) IT security manager 09.1996 - 03.2000 cio, Deltor AG (Sector:IT, Specialization:IT Management, Role:Management) PalmOs to MSSQL server synchronization programs to mobilize sales applications 01.1990 - 09.1996 cio, Danzas-DHL (Sector:Transport / Distribution, Specialization:Application Development, Role:Specialist knowledge responsible) Venezuela IT manager Languages: Spanish Oral: Excellent. Written: Excellent English Oral: Good. Written: Good Special field IT projects Management Role Specialist knowledge Responsible

Publicado el febrero 10, 2016 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Favor dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: