Un ocaso demasiado hermoso


Un ocaso demasiado hermoso

El pescado salió pegado del anzuelo, no hizo ningún intento de zafarse, o por lo menos no lo sentí. Había recogido el sedal para irme.

Un barco camaronero había comenzado su faena, muy cerca de la roca desde donde yo pescaba, su ruido me molestaba y me humillaba un poco verlos trabajar tan cerca de la playa con su redes de arrastre; así que había decidido guardar mis aperos de pesca, y dedicarme descaradamente a mirar el mar hasta que alumbrara la primera estrella.

Era lo que llamamos aquí un pez de piedra; incomible, feo y ya estaba muerto. Me tocaba desengancharlo. Por uno vivo y bello hubiera cortado el anzuelo, pero por este que hasta venenoso podía ser, me decidí por girar duro el sedal esperanzado en que se desenganchara. Como al cuarto intento lo vi caer al agua.

Me sentí un poco culpable de haberlo asesinado, pero comparado con la destrucción industrial de las naves camaroneras, yo era un artesano y además yo había dejado en el agua un anzuelo grande y sin carnada como excusa para dedicarme a hacer lo que realmente estaba haciendo, que era descansar y ver el mar.

El mar estaba de lo más normal y el color del ocaso no era nada espectacular, los pelícanos se marchaban en grupos a sus nidos, en la lejanía se veían bandadas de cormoranes y otra aves marinas. En la rada los buques esperaban su turno en el puerto y los que partían lo hacían con la prisa usual del comercio internacional en tiempos de paz. En fin, todo estaba de lo más normal. Fue quizá el aburrimiento lo que me hizo quedar a esperar la noche, de todos modos el clima era agradable y se estaba cómodo en camiseta.
Como a las siete vi caer un pequeño meteorito que se apagó antes de llegar al agua. Eso fue lo que me decidió a irme porque seguramente no iba a pasar nada más.

Estaba viviendo en la casa de una amiga médica, que llegaría ese día después de media noche, porque estaba de guardia, ella me daba posada, pero más nada, y sabía que la nevera estaba casi vacía, así que decidí comer algo antes irme a su casa a dormir.

Una pequeña hamburguesa quemada, en un carrito de comida rápida de la playa, fue lo que me permitió mi presupuesto. Quedé con hambre, eso es normal a los diez y ocho, pero como ya estaba acostumbrado no me importó mucho, eso también es normal a los diez y ocho.

Me decidí dar una vuelta por el puerto para no ir a aburrirme a una casa vacía, no quize entrar a los muelles aunque me había hecho amigo de un guardia que por cigarrillos me había contado algunos secretos del comercio internacional ilegal y algunos chismes del contrabando militar interno.
Esa noche no había mucha gente trabajando en el puerto y seguramente mi amigo estaría tan aburrido que acabaría con mis pocos cigarrillos.

Caminé por la ciudad –por sus bares de la siempre tristeza, por sus tiendas de la siempre falsa apariencia y por sus calles y avenidas de la siempre prisa a donde mismo– hacia la casa de mi amiga

Yo dormía en un cuarto de la planta alta, tenía entrada independiente por una escalera al lado de la cochera.
Las luces estaban apagadas así que subí directo, abrí la puerta de mi cuarto, encendí las luces y sorpresa, allí estaba ella dormida en la cama, en la mesa había comida y una botella de ginebra por menos de la mitad.

Fui al baño a orinar y a verme en el espejo para darme instrucciones acerca de como me debería comportar si todo resultaba una alucinación y cuando regresara no había nadie en la cama, y de como me habría de castigar si perdía esta oportunidad, en en caso de que todo fuera real.

Nos habíamos conocido en la universidad una vez que fui a la enfermería por un dolor estomacal. Era casada, la había visto llegar con otro tipo la noche anterior, me había ofrecido su casa con amabilidad pero con distancia, había hablado de ayudar a un estudiante del interior del país que no había encontrado donde vivir, pero el alquiler que me cobraba era más alto del que pagaban mis compañeros por sitios mejores, me llevaba diez años por lo menos y olía a anticéptico siempre.

Antes de decidirme a salir hice bastante ruido para ver si la despertaba.

Cuando salí del baño ya ella estaba en la mesa llenando dos vasos

— me quedé dormida esperándote
— me dijiste que estabas de guardia y me quedé dando vueltas
— decidí que estoy trabajando demasiado ?tienes hambre? Compré comida china
— si, muchas gracias
— yo también, sirve tu, trae los platos

Pasé por el baño y me felicité. –Vas bien amigo–me dije –si la llegas a cagar te mato– había algo de frío convencimiento asesino en mi voz que me asustó.

Tuvimos una agradable conversación de lo más casual y normal. Me demoré algo en entender su enfoque. La cuestión era así: es normal que a una le provoque cenar con un amigo si el esposo de una va cenar con sus amigos y se pierde todo el fin de semana, además hacer el amor es la cosa más normal y desestresante que hay.

Yo estuve de acuerdo, mis conocimientos acerca del sexo y el estrés eran teóricos y ella ya estaba graduada. Casi le pido el número de teléfono de su marido para preguntarle a que hora pensaba regresar, pero ella lo llamó y me dijo que estaba apagado.

Me confesó que había curioseado en mis cuadernos y apuntes y que también escribía poesía.

Supe que no iba a tener que asesinarme cuando me besó en la boca y me dijo mientras se quitaba la blusa:

— tienes una fijación con el mar y los ocasos, a ver, dime como estuvo el de hoy?

Besándola le respondí convencido:
— el de hoy fue un ocaso demasiado hermoso.

Para Elia y Edgar
Li Tao Po
VABM 2/Oct/2016

Anuncios

Acerca de victor a. bueno m

Personal details Victor A. Bueno M. ♂ Email address: victor.bueno13@gmail.com calle el diamante Nros 20-f los flores de catia, caracas Venezuela Nationality: Venezuela Tel (prívate): x58-416-214.85.59 Tel (mobile): x58-414- 900.90.81 Marital status: Registered partner No. of children: 2 Date of birth : 04.03.1959 Summary formed the people, interconnected the equipment, optized the processes on three venezuelan branches of global companies, specialist in social networks and groupware (open exchange, msm exchange, novell groupwise, motorola good system, etc) and on mobilizing systems since palmOS, academic formation on oil economics. A lot of experience in manage IT infrastructure change projects. Author of 9 e-books of urban poetry. Education 06.1987 - 12.1990 msc. hydrocarbon economics, ucv (Economy / Finance - College / University, Master's degree) No thesis (Average grade: 18/20) 06.1977 - 12.1982 systems engineer, unexpo (IT - College / University, Bachelor's degree) (Average grade: 7/9) Positions 09.2003 - ---> cio, Deltor Ag (Sector:IT, Specialization:Project Management, Role:Self- employed) window-linux integration projects Groupware open-xchange, SuSE Debian 03.2000 - 06.2003 cso, italcambio (Sector:Bank / Finance / Credit, Specialization:IT Management, Role:Executive Officer) IT security manager 09.1996 - 03.2000 cio, Deltor AG (Sector:IT, Specialization:IT Management, Role:Management) PalmOs to MSSQL server synchronization programs to mobilize sales applications 01.1990 - 09.1996 cio, Danzas-DHL (Sector:Transport / Distribution, Specialization:Application Development, Role:Specialist knowledge responsible) Venezuela IT manager Languages: Spanish Oral: Excellent. Written: Excellent English Oral: Good. Written: Good Special field IT projects Management Role Specialist knowledge Responsible

Publicado el octubre 2, 2016 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Favor dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: