Fragmento del discurso del maestro Po, en un festival de la flor del durazno.

Fragmento del discurso del maestro Po, en un festival de la flor del durazno.
El último miembro de una estirpe ve cerca su fin, como se ve a un río llegar al mar.

Piensa que su río de sangre se extingue en la arena del desierto de la ignorancia.

Él sabe que no ha sido mucho más necio que la mayoría de los demás.

No ha cazado gente, solo animales, y solo por hambre, curiosidad, y por el deseo de tocar algo bello.

Ha mentido pocas veces, y solo por tratar de engañar a enemigos que lo trataban de engañar.

Quizá solo haya buscado su verdad donde le gustaba buscar más.

Quizá había verdades que no le parecían bellas ni placenteras, y prefirió no acceder a ellas.

Pero no fue falta de esfuerzo lo que impidio encontrar su verdad. Esa que el emperador de los cielos tiene reservada solo para él.

Seguro cree, como creo yo, que el emperador de los cielos hace experimentos, y que desecha ramales completos del río de sangre. Pero que se pude observar que repite patrones, recicla, y que construye con bloques, como cualquier ingeniero.

En el irreal mundo que percibe, brilla la esperanza. La falta de descendientes agrava su castigo.

Es todo un río el que va a morir. Algún playón afeará al mundo sin agua, en alguna parte del mundo, los ocasos no serán los mismos de antes sin un espejo de agua.

Es inútil arguir inocencia. Para todos es claro de que se trata de una revancha.

Hay un misericordioso mecanismo que impide que los desechados se enteren de que han sido desechados.

Para él, el nuevo orden es otra irreal farsa. Para el nuevo orden es solo un estorboso mal recuerdo, y peor aún, alguien que sabe que todo reino es una farsa de complicidad generalizada.

El reo puede imaginar muchas salidas y arreglos, pero a sus ejecutores la ley solo les deja una salida en que fundar su autoridad. Es el castigo ejemplar.

Luego ve la espada del verdugo y su mango de madera, y nota que el verdugo está cansado.

Se imagina los adoloridos tendones, y los cansados músculos del verdugo, buscando el cuello que lo liberará del continuo y penoso ciclo, que lo hace girar del suelo al cielo, y de regreso, por el río que trata de descansar en el mar.

El sabe que su cuello no es ese, y que el verdugo tendrá que buscar la verdad que lo liberará, en muchos cuellos más.

Luego ve al alguacil ordenar la ejecución de su sentencia, y al público. Y sabe que muchos no encontrarán su verdad en muchos giros más, y se siente hermanado con ellos.

Puede ser que entienda que está al final solo de un ramal de un río infinito, que algunas veces se llena con las crecidas.

Dócil se deja llevar, porque sabe que su río de sangre es ancho, y que es el mismo del juez, del verdugo y del público.

Sabe que puede ser que alguien, alguna vez, se acerque a su verdad, y que es posible que quiera compartirla, y la publique en bellos y redondos versos, con la mejor caligrafía, abajo de una acuarela de una montaña bella que parece que sueña.

Y que quizá esa verdad a él le hubiera parecido bella en ese giro, o por lo menos agradable de recordar. Pero que ya él tendrá que girar otra vez en el río infinito, para tratar de encontrarla.

Es posible que adivine que es su ejecución, lo que le otorgará a alguien el placer de acercarse a ella.

Lo intuye, y sonríe cuando el verdugo interroga su cuello en busqueda de una verdad, que no va encontrar en muchos giros más.

Puede ser que profetice que en los cientos de poemas y estudios, ordenados por el emperador, –para encontrar la verdad secreta y pública, de porqué se puede reír alguien cuando le van a cortar el cuello–, es posible que aflore alguna verdad, que quizá le pueda parecer agradable de acumular en su conocimiento, o que le pueda ser motivo de orgullo, por haber colaborado para su descubrimiento.

Lo que si me parece muy aventurado es pensar, como asevera el maestro San, que hubiera intuido que su sonrisa terminaría originando el festival de poesía de la flor del durazno.

Pero el maestro San es mucho más sabio que yo, y alguna razón tendrá para asegurarlo.

Para Elia y Edgar
Li Tao Po
VABM 4/Feb/2017

Anuncios

Acerca de victor a. bueno m

Personal details Victor A. Bueno M. ♂ Email address: victor.bueno13@gmail.com calle el diamante Nros 20-f los flores de catia, caracas Venezuela Nationality: Venezuela Tel (prívate): x58-416-214.85.59 Tel (mobile): x58-414- 900.90.81 Marital status: Registered partner No. of children: 2 Date of birth : 04.03.1959 Summary formed the people, interconnected the equipment, optized the processes on three venezuelan branches of global companies, specialist in social networks and groupware (open exchange, msm exchange, novell groupwise, motorola good system, etc) and on mobilizing systems since palmOS, academic formation on oil economics. A lot of experience in manage IT infrastructure change projects. Author of 9 e-books of urban poetry. Education 06.1987 - 12.1990 msc. hydrocarbon economics, ucv (Economy / Finance - College / University, Master's degree) No thesis (Average grade: 18/20) 06.1977 - 12.1982 systems engineer, unexpo (IT - College / University, Bachelor's degree) (Average grade: 7/9) Positions 09.2003 - ---> cio, Deltor Ag (Sector:IT, Specialization:Project Management, Role:Self- employed) window-linux integration projects Groupware open-xchange, SuSE Debian 03.2000 - 06.2003 cso, italcambio (Sector:Bank / Finance / Credit, Specialization:IT Management, Role:Executive Officer) IT security manager 09.1996 - 03.2000 cio, Deltor AG (Sector:IT, Specialization:IT Management, Role:Management) PalmOs to MSSQL server synchronization programs to mobilize sales applications 01.1990 - 09.1996 cio, Danzas-DHL (Sector:Transport / Distribution, Specialization:Application Development, Role:Specialist knowledge responsible) Venezuela IT manager Languages: Spanish Oral: Excellent. Written: Excellent English Oral: Good. Written: Good Special field IT projects Management Role Specialist knowledge Responsible

Publicado el febrero 6, 2017 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Favor dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: