Archivos Mensuales: julio 2017

Mi gato residente

mi gato

Mi gato residente

Muy atento al paso de trenes y carros, protegiendose con demasiado cuidado, veo a un viejo rapaz asiendo con avaricia unas bolsas sucias.

Me veo en ese espejo y me pregunto si llegaré a viejo, y si me gustará tanto vivir como a ese viejo.

El águila que vuela a través de la nube fría, y los pajaritos que revolotean a ras del suelo, vuelan entre la neblina, pero no de la misma.

Hay vidas y hay VIDAS.

Algo en mí disfruta de la vista del paisaje en el viaje de mi vida y se maravilla y alegra con mariposas, flores, manitas de bebés, crepúsculos y sonrisas.

Eso también disfruta y aprecia las pequeñas diferencias que distinguen a mis querencias de lo que me molesta y creo que hay molestias que no sería capaz de soportar

Me sé único, pero sé también que con la combinación apropiada de ríos y colinas, alguien escribiría estas mismas líneas .

Creo que importa más la especie que el individuo.

Me sé desechable y fugaz. Además mi vida es mía, aunque claro existe la responsabilidad con la sociedad y no me gustaría incomodar a nadie con un suicidio vulgar que causara molestias a los demás, como el de quienes se tiran en el metro en las horas pico, sin pensar en las molestias que ocasionan a los demás.

Además ya me reproducí, aunque veo muy poco a mi hijo, que no es mío ni de nadie, debido a que su mamá pensó que era más de ella que mío.

Concretando, creo que hay vidas que me parecen horribles y que si fueran la mía, primero que todo sabría evaluarla imparcial y objetivamente, y segundo que todo, encontraría una manera de cambiarla o terminarla lo más indoloramente posible, tratando de no molestar a los demás.

Pero debo aclarar que me siento bien, y que por motivos que no imagino, siempre he recibido más amor que el que he correspondido; y que siempre que he percibido desamor me ha tocado arrepentirme y pedir perdón, a algunas veces a quienes ya no pueden absolverme.

Tomemos por ejemplo a mi gato, que no es mío, ni de nadie, pero no es silvestre, aunque sí doméstico, pero solo por el hecho de vivir en mi casa, aunque cada vez que le da la gana se va a vivir afuera.

Por cierto que no sé si es gato o gata, nunca lo he revisado y no creo que se vaya a dejar. Nunca me ha traído gatitos, como hacía su madre, pero tampoco lo he visto persiguiendo gatas.

Su relación con los demás miembros de su especie se limita a echarlos de su casa, que realmente es la mía.

Es el único sobreviviente de las tres camadas que parió mi gata, que realmente no era mi gata, si no que cuando me mudé a esta casa ya ella la ocupaba y llegamos a un acuerdo que establecía que ella podía dormir donde quisiera, excepto en mi cama. Pero si yo no estaba en la casa, o me descuidaba, o me dormía, también podía dormir en ella.

En estos momentos me pregunto porqué sobrevivió solo este, y la única explicación que encuentro es que mi gato es muy desconfiado y pragmático.

Cuando me vio la primera vez se erizó como si hubiera visto a un monstruo.

A mi gata, y a varios gaticos, la envenenaron, algunos se enfermaron, a uno lo mató un vecino como se mata a un insecto. Exclamó: !un gatito¡ Y le rompió el cuello, tiró el gatito a la basura y siguió hablando con su mujer de lo más normal.

Cada vez que me acuerdo de eso y tengo tiempo, acaricio mi pistola y la aceito.

Mi gata era cazadora (pajaritos, iguanas, insectos y lagartos) También robaba en las casas vecinas y revisaba el basurero, y mi gato, debido a ser el primogénito, comía de primero. Mejor dicho de segundo o de tercero, porque siempre aparecía de último y le robaba la comida a los que estaban comiendo. Ahora sospecho que estaba esperando a los demás probaran si tenía veneno.

Así come ahora, básicamente desperdicios. Por ejemplo, cuando limpio sardinas, los gatos del vecindario vienen a comer tripas y agallas; y a ahorrarme el viaje al basurero; él los deja comer un rato y luego indignado exige su derecho de gato residente y con grandes rugidos le explica a los gatos del vecindario que yo soy de él. Casi le oigo decir: Yo vivo aquí. amiguitos, el tipo es mío. La propiedad privada se respeta. Esto es una democracia participativa y protagonica y no un comunismo. Respetemonos, cada quien en su sitio.

Salgo en la madrugada para el trabajo y regreso en la noche muy cansado. Los fines de semana –cuando me alcanza el dinero— los paso en la casa de Elia, que tiene más de cuatro años explicándome que no es mi mujer, si no que somos amigos, que no se quiere casar conmigo ni con otro tipo que no se quiere casar con ella, y que ella todavía está casada con otro tipo del que los dos somos amigos. Yo la entiendo, pero se me olvida y a cada rato insisto.

En fin lo que trato de explicar es que no soy muy cariñoso de lunes a viernes y que detesto pararme en un gatico, así que a patadas acostumbré a mis gatos a no ser tampoco muy cariñositos conmigo. Sin embargo cuando mi gato residente me oye afilar el cuchillo no resiste la tentación de llenarme la bota del pantalón de pelos y se soba casi diciéndome: mi pana querido, tú si me comprendes, ¿que vas a pelar? espero que sea pollo, ¿como te diste cuenta de que el complemento perfecto para este momento es un pollo suculento? no tengo nada en contra de ningún pollo, de todos modos sabemos que lo que importa es la especie y no el individuo. Además yo no tengo la culpa de que sean tan ricos.

Otra cosa que creo que garantiza la durabilidad de mi gato es su uso eficiente de la energía, siempre que lo veo está dormido. Se despertó cuando le tomé la foto que “ilustra” este texto. Tuve que girar la imagen para diera la impresión de que estuviera parado.

Lo conozco muy bien, se está preguntando ¿porqué me habrá fotografiado ese carajo?¿qué tramará? Está a punto de salir corriendo.

Como ya dije, !no soy cariñosito¡ pero nunca le haría daño. Lo que pasa es que siempre ando distraído pensando como ganar dinero para convencer a Elia; ya sea creando (este texto es un ejemplo patético) o trabajando (que es peor ejemplo), pero como todos sabemos, la cosa está difícil en la República Bolivariana de Venezuela, y eso que hay dos bandos peleándose por ayudarnos a mí y a un gentío y creo que hasta a mi gato.

Está difícil porque aquí casi todo hay que importarlo, y casi lo único que exporta Venezuela es crudo y el precio del crudo está muy bajo porque hay más oferta que demanda de crudo en el mercado. Y eso que la guerra en varios países, –petroleros y por los que pasan oleoductos– ha sacado del mercado varios millones de barriles diarios. Y que los productores han cerrado miles de pozos caros. Aunque me parece que los precios de los derivados no han bajado.

En fin, creo que me he desviado un poco del tema porque estoy hablando de mi gato y de la vida que llevamos.

Como dije antes yo creo que lo importante es la especie, o sea que la única función de cada generación es producir la siguiente, y como dicen los políticos “coadyuvar” para que esta sea más inteligente, mejor adaptada, eficaz y eficiente que la anterior o por lo menos más bonita.

Viendo los restos de los fósiles y los viejos álbumes de fotos familiares tengo que reconocer que en general hemos avanzado. Jamás llegaría a los extremos Hitlerianos con respecto a los humanos, pero creo que puedo ser un poco Himleriano con respecto a los gatos.

El problema es que he visto a mi gato echar de MI casa a varias gatas muy bonitas.

Por cierto que mi casa no es mía si no que a la muerte de mi mamá mis hermanos decidieron que yo podía vivir aquí.

Volviendo al tema de la vida que lleva gato que se la pasa donde vivo de lunes a viernes, creo que hay algo malo en pensar solo en perdurar, interesarse únicamente por la comida y dormir el 90% del tiempo.

Creo además que valorar a las mariposas solo por el sabor y tamaño es quizá demasiado pragmático.

Sutil y profundo, elevado y abstracto, a pesar de estar resaltado con rasguños y maullidos, el mensaje de mi gato me elude.

Bajo el mismo techo habitamos universos paralelos; mientras escribo esto lo oigo limpiar mi plato –olvidé lavarlo– dejé en él espinazos de sardinas que fueron ceniza de supernova y serán carbonato de calcio de hueso de gato.

Bueno estimada persona que esté leyendo esto, tengo que leerme algo relacionado con mi profesión, así que se me acabó el tiempo.

Hoy es sábado y es primero de mes, tengo el dinero justo para sobrevivir hasta la próxima quincena; así que estoy acostado escribiendo y leyendo en mi teléfono .

De todos modos creo que es un abuso escribir demasiado largo, incluso si nadie lo lee, porque nunca se sabe y puede que alguien sea obligado.

Que coincidencia, eso precisamente es lo que estaba preguntándome hace rato ¿Para qué tanta vuelta? ¿Para qué Dios le puso tiempo al universo? Ya desde el Génesis estamos todos bajo el yugo del calendario.

Advertencia:
En algunos de los textos que siguen –que flotarán a la deriva en la wwweb– intentaré plasmar los sentimientos de una sardina –nadando feliz y armónicamente integrada a su banco– debajo del ruido de las olas, tres metros adentro del líquido amniótico del infinito pero contenido mar, bajo inquietas estrellas. Y de lo que pensaría de los humanos y de los gatos.

Creo que es piadosa casi toda la ignorancia.

Para Elia y Edgar
Li Tao Po
VABM 1/Jul/2017

Anuncios

Narciso Dios

narciso

Narciso Dios

Bello ocaso
Multicolor exceso
Narciso Dios

Para Elia y Edgar
Li Tao Po
VABM 2/Jul/2017

Tu arco iris

arcoiris

Tu arco iris

Llueve tu ciudad
Sé que estás ahí
Hay arco iris

Para Elia
Li Tao Po
VABM 2/Jul/2017

Fuego verde

fuego verde
Fuego verde

Brilla el verde
Reluce la montaña
Pasa la lluvia

Un fuego verde
Nuestro amor encendió
Monte adentro

Como la lluvia
Pasa pero se queda
En nuestras mentes

Nunca morirá
Se apaga y prende
Cocuyo diurno

Para Elia
Li Tao Po
VABM 2/Jul/2017

Guanábana con panela

guanabana

Guanábana con panela

Rallé panela
Como hacía ella
No sabe igual

Ya nunca jamás
Infancia y abuela
Solo recordar

El tiempo pasa
Ciertas ausencias dejan
Recuerdos bellos

Para Elia y Edgar
Li Tao Po
VABM 2/Jul/2017

 

X 100pre niño

xsiempre

X 100pre niño

No me dejan ya
Fútbol bajo la lluvia
Ya estoy viejo

Para Elia y Edgar
Li Tao Po
VABM 1/Jul/2017

 

Nisperos de Guarenas


Nisperos de Guarenas



Miel de la tierra
Nísperos de Guarenas
Flor en la grieta

Para Elia y Edgar
Li Tao Po
VABM 1/Jul/2017

A %d blogueros les gusta esto: