Archivo del sitio

Discurso bajo una mata de mango

Image

Discurso bajo una mata de mango

 

No es el hondo azul en que naufraga la tarde

En el que se funden los colores del monte del norte

 

No es, o solo es en algunos ojos que lo miran desde su sur

Cuando le va llegando la noche

 

No podemos entonces hablar de exceso

Porque lo bello es eso:  un armónico exceso

 

Pero…

¿Casi un kilo de dulce carne perfumada de manga?

¿Para propagar una semilla?

! Ahí sí tenemos algo!

 

No es a los pájaros, a los muchachos, ni a los cerdos

A quienes seduce este árbol bello

Él espera a un campesino ambicioso

O a un poeta cansado y hambriento

 

Para que una vez repuesto

Cante algo bello

Mientras miran como la noche

Ennegrece el azul del monte del norte

 

 

Nota:

Seguramente con el afán de llenar páginas, algunos “orientalistas” han encontrado coincidencias entre el que no dio el Buda después de haber dormido debajo de una mata de mango y este discurso que dio el maestro Po durante su campaña del sur, casi ochocientos años antes de que llegaran al imperio los que el maestro  T’zu calificó de propagadores del consuelo del dios moreno de pelo rizado.

 

LTP VABM 02 de mayo de 2013

 

Anuncios

De los diferentes tipos de lugares del mundo

Image

  De los diferentes tipos de lugares del mundo

Debido a lo fragmentario de lo que he podido rescatar de este tratado, en vez de una traducción, sólo me atreveré a hacer un  resumen.

Aclaro que este tratado no debe ser confundido con el “tratado de los diez reinos” que ha sido erróneamente atribuido al maestro.

Creo que la confusión se debe a que la traducción textual del título del presente tratado es “el libro de los diez mundos” o “el libro de los diez  infinitos”. He preferido usar el subtítulo, para evitar confusiones y problemas legales con el  doctor Von Krähen.

El indicio mayor que me hace dudar de la autoría del maestro del “tratado de los diez reinos” es que en él se concluye que “Somos pequeños”. He traducido varios poemas de el maestro con esa conclusión y a todos los escribió después de haber subido montañas y algunas colinas.

Era legendaria su costumbre de regalar sus manuscritos a los comerciantes que los atesoraban por su bella caligrafía e ilustraciones, y es sabida la turbulencia de la historia de su pueblo.

Este tratado es extenso. El maestro le añadió bambúes muchas veces. La enumeración y descripción de las subdivisiones de los diferentes infinitos y su clasificación es una tarea inacabable, sólo a una casi manía, como la suya, de unificar los lenguajes y dialectos de su imperio, y a su necesidad militar de unificar los signos usados por sus soldados, se puede atribuir este intento predecesor de las enciclopedias.

Estos manuscritos estuvieron enterrados varias veces, así que al deterioro físico se añade la desaparición de muchos bambúes. Se dice cambió muchos bambúes por jarras de vino. Lo creo.

Agradezco al azar ciego y a la fervorosa devoción de algunos de sus alumnos, que estos bambúes hayan sobrevivido y llegado hasta mi.

Dicho esto enumerare y describiré brevemente cada uno de los universos.

1.- ¿Donde está todo? Evidentemente tiene que haber algo en lo que está metido el resto de los mundos. El maestro se refiere a esto como : “la gran oquedad”. algunos coinciden esta oquedad con el Tao de Lao Tze. a mí no me está permitida semejante salvajada. Todos sabemos que el Tao es innombrable, prefiero el término “Nada” a pesar de su uso incorrecto en la filosofía occidental.

¿Y donde está metido este sustento o soporte de los demás universos? buena pregunta, el maestro dice que el último es como una piel, pero que esa piel forma parte del gran todo.

2.-Metido en la gran oquedad está lo que conocemos como el “Gran Todo”. Que incluyó a los demás universos antes del inicio del tiempo y que en su perfecto reposo y fría solidez se cree que ocupa menos espacio que un grano de arroz.

El desequilibrio original que hace girar a los perfectamente simétricos y opuestos principios (Ying y Yang) seguramente originó al movimiento, que a su vez originó al:

3.-Tiempo, que es lo que explica el cuando en que el resto de los infinitos se debe ubicar.

El infinito del tiempo se trata de explicar aquí como un gran mar a pesar de que muchas tradiciones hablan de él como de un río.

Flotando a la deriva, girando sus remolinos y azotados por los huracanes del mar del tiempo siempre están los demás universos.

Todo se mueve, por afuera y por dentro, solo la nada no fluye en el tiempo.

4.- En el comienzo del tiempo el resto de los infinitos fue solo fuego. El sol, las estrellas y el interior de la tierra son sus vestigios.

5.-Tierra: Todo fuego crea cenizas. Habitamos una cuya corteza se ha enfriado con el contacto del:

6.- Mar exterior producto de la porosidad, expansión, separación y condensación del gran todo.

Contradictoriamente el maestro hace que las porosidades de los demás universos formen parte del mar exterior.

Al enfriarse la corteza de la tierra se produjeron dos infinitos:

7.- Universo aéreo: Dominado ahora por las aves y cuyo movimiento es el viento.

8.- Universo acuático: Dominado ahora por los peces.

No existen fronteras definidas entre los tres universos anteriores. las nubes son del universo acuático, pero habitan el universo aéreo. Los ríos son del universo acuático pero están en la tierra. Debajo de la tierra hay ríos y lagos acuáticos.

9- La vida, que ha ocupado paulatinamente el octavo, quinto y séptimo universo y se cree que también podrá navegar el sexto.

Todos los maestros aseveran que para el sustento de este universo, es necesario lo que queda del cuarto universo (el fuego).

10- La vida origina el universo de lo artificial.

Hay quienes ubican en un universo separado a las ideas. El maestro no lo hizo. Lo cierto es que él incluyó a los termiteros, a la miel de las abejas, a los sentimientos, a las ideas y a los nidos de los pájaros en el universo de lo artificial.

Un tratado como este pertenece al universo de lo artificial, y aunque para sólo una especie, -una pequeña parte del universo de lo vivo-, puede tener uso sentido y explicación apropiados, ello no excluye que puede tener varios, para otras especies. Él escribió en su bella caligrafía que los insectos también aman a los libros.

Hay un poema suyo, que ordenó que siempre fuera secreto, en el que asevera que después de buscar casi toda su vida, signos universales -con significado hasta para los insectos-, sólo había logrado una vez imitar la voz de una montaña, un instante fugaz en una tarde casi completamente olvidada y que seguramente todo eso era un falso recuerdo.

Él amó a la miel y a la bebida que prepara aún su pueblo con miel fermentada atribuyó sus mejores poemas.

El maestro entrevió un undécimo universo, y escribió que si alguna vez las máquinas se logran reproducir y sustentar ellas mismas, todo lo que ellas hagan solo por placer o para comunicar algún sentimiento pertenecerá este undécimo universo.

Quienes en la sociedad actual aseveran que las ideas mueven al mundo, seguramente sentirán repugnancia de la aseveración del maestro de que son producidas por necesidades orgánicas reales o imaginarias, nativas o adquiridas, todas las ideas y sueños.

Debo aquí declarar lo evidente. Solo soy su traductor, pero coincido en todo con mi maestro.

mapa

http://www.chinadaily.com.cn/life/images/attachement/jpg/site1/20100709/0023ae9885da0da0c19911.jpg

VABM 29-4-2013

A %d blogueros les gusta esto: