Archivos Mensuales: diciembre 2014

Los números de 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto por 1.200 veces en 2014. Si el blog fue un teleférico, se necesitarían alrededor de 20 viajes para llevar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

Anuncios

Dos Pájaros desde el monte T’Zhin

flight-abstract-painting-2-birds-autumn-colors-sunset-ocean-original-art-artist-Linda-Paul

 

Dos Pájaros desde el monte T’Zhin

 

Dos pájaros muy grandes

Dos pájaros muy distantes

 

Dos puntos que vuelan juntos

Que desaparecen en el sol

 

Hacia el final del valle

Al final de esta tarde

 

De este bello día

Solo me quedará este instante

 

Abajo la ciudad y sus animales

Abajo el ir y venir incesante

 
 

Li Tao Po

Apuntes del diario 19
 

VABM domingo, 28 de diciembre de 2014

http://www.lindapaul.com/flight-abstract-painting-2-birds-autumn-colors-sunset-ocean-original-art-artist-Linda-Paul.jpg

 

 

Los que tienen las llaves del desierto

maxresdefault

Los que tienen las llaves del desierto

La escarcha congelada sobre la arena parece y suena como el vidrio bajo las herraduras de los caballos, han sido tres jornadas completas, a la cuarta mañana se dejan ver.

Se dice que se alimentan de escorpiones y lagartijos, que nunca se bañan y que solo beben una vez a la semana.

Trato de imitar la indiferencia con que –el que supongo es el abuelo- mira a una mujer limpiar con arena fría a su recién nacido.

He aprendido mucho del arte de acumular lo que desea casi toda la gente, pero nada de lo que les muestro les llama la atención.

Ordenados sobre una manta, mis mejores cuchillos tiritan su filoso brillo bajo el desprecio burlón de los guerreros de la tribu que dice ser la que tiene las llaves del desierto.

Atisbo un indicio de curiosidad en la mirada del abuelo cuando le muestro mis puntas de dardo del mejor acero.

Le señalo la piel de oso en la que está arropado y le ofrezco mi mano con un puñado de puntas de dardo.  Imito a un arquero. Abro los brazos para indicar la mayor cantidad de osos posibles. Pero el finge no entender.

Lento, con mucho cuidado, le tomo prestado un dardo de su carcaj y le pongo encima de su punta de piedra una de mis puntas brillantes del mejor metal que ha sido afilado.

Con mis puntas de flecha en las manos, extiendo los brazos y me abrazo,  seis veces, en las seis direcciones del mundo, indicándole que con mis puntas puede cazar a todos los animales del mundo, pero él sigue fingiendo no entender.

El toma una de sus puntas de piedra y me la muestra, la tira al suelo, la recoge y aprovecha para recoger otra idéntica.

Por primera vez noto que la arena abundan las puntas de flecha de piedra.

Un peludo caballo, salido de donde no sé, pasea sus pesuñas  sin herrar sobre la manta en la que se exhibe casi todo lo que he podido acumular durante una vida de comerciar con todo tipo de gente.

De alguna manera todos entendemos que el clima va a empeorar, que todos debemos irnos de ese lugar.

El anciano pone en mis manos una de sus flechas y me señala una de mis puntas, acepto el trato más que todo por cansancio.

La mujer ríe con coquetería y unos dientes muy blancos cuando el anciano le añade a su collar mi punta de acero.

No he tardado mucho en dejarlos de ver.

Li Tao Po

Apuntes del diario 19

Para Marlon

VABM domingo, 28 de diciembre de 2014

http://i1.ytimg.com/vi/5m980qx5oPA/maxresdefault.jpg

La secta de los carniceros

carv003c

La secta de los carniceros

Los poetas me hablan del signo que abarca a todo, pero que no ha sido descubierto aun y que no debe ser escrito.

Los cortesanos me hablan de la armonía, del orden perfecto y de la salud del imperio.

Los guerreros del mejor escudo, del filo más duradero, y de la treta que engañaría al más escéptico.

Los oficiantes de ritos y sacrificios se señalan el camino de los presagios más buenos.

Las magas me prometen los hijos más fuertes y bellos.

Me ha gustado acampar con la secta de los carniceros, me han marcado la cara con las rayas sangrientas de la bienvenida a su secta; hablan de ellos como hablan de ellos los leñadores, me han enseñado que el bosque es lo verdadero, que un árbol es solo un efímero intento. Me he empachado con vísceras; la carne –me han dicho- debe ser preservada para el hermano mayor del emperador y sus generales.

De él me han contado preocupados por sus aficiones literarias que lo distraen del verdadero oficio de los forjadores del imperio; que es el uso del fuego para podar bosques enteros.

Algunas noches cálidas me hago llevar corriente arriba y luego regreso navegando lento, sintiendo como el mismo río fluye ajeno e inmune a tantos campamentos.

Li Tao Po

Apuntes del diario 18

Para Erwin

VABM 27 de diciembre de 2014

http://mayanmajix.com/carv003c.jpg

Las prisioneras

prisioneras

Las prisioneras

 

Mi privilegio es escoger

Entre todas ellas

El cabello más bello

El color más placentero

 

Solo un estremecimiento

Casi mortal

Fugaz

Pero eterno

 

Y por las venas

De algunas de ellas

Propagare mi veneno

Mi ansiedad fatal

 

Una niña

Será lo que no fui

Un escozor interminable

Continuará

 
Debajo de una luna

A la que solo le faltan

Unas raspaduras de uñas

Para ser completa

 

 

Li Tao Po

Comentarios del diario 17

 

VABM  25 de diciembre de 2014

Mi ejército

arrows7el

Mi ejército

Uno de los capitanes de mi ejército ha comido la carne de los monstruos que nadan la mar del hielo que es el fin del norte, y está acostumbrado a bañarse en la sangre de sus presas.

La mayoría de mis escribas fueron poetas del emperador que amaba al teatro y la poesía, y descuidó a su ejército y están acostumbrados a la artificial e irreal amabilidad del vencido.

Yo he bebido, hasta hacerme inmune, de cráneos enjoyados, el licor que hace vanos a los humanos que han sido endiosados por cortesanos derrotados y  asustados.

Pero nada nos ha preparado para este enemigo que ha sacrificado a su reyezuelo y nos ofrece a sus hijos como cargadores de nuestra tropa sin el pudor más mínimo.

Estoy viendo a un príncipe vencido oyendo embelesado los cuentos increíbles de los cuenta cuentos de mi tropa; ha dado una fortuna por un escudo con nuestro emblema, se deshizo de su padre como en un rito iniciativo para preparar el camino de gloria, aventura y riqueza que supone seguirá recorriendo el ejército mío.

Los mercaderes del humo que produce los mejores sueños y los que hacen cumplir mi ley y la propagan como justa y llegada del cielo, militan en mi ejército al lado de comedores de caballo, saqueadores de cadáveres y de los forjadores de acero y de las más puras aleaciones de los metales más puros.

Ninguno entendería mi apuro por salir de este reino, ninguno vería riesgo alguno.

Unas pestañas muy largas, si no fueran tan tímidas, me dirían lindo.

Mi ejército está en un verdadero peligro, sospecho que en adelante me será irreconocible, he visto a un interrogador y verdugo meditabundo e indeciso entre pollo o pato, entre licor o vino.

Li Tao Po

Comentarios del diario 14

VABM 21 de diciembre de 2014

http://i24.photobucket.com/albums/c33/Guan_/arrows7el.jpg

Comentarios del diario 15

chinese archer

Comentarios del diario 15

 

Los Z’Han cosechan peces

En vez de sufrir la magia

De la armoniosa espera

De la pesca

 

No cazan

Solo esperan

Que cometa errores

La presa

 

Como la ansiedad

Durante la espera

Y la impaciencia

Por seguir en libertad

 

No me ha sido dado

Por ahora quizá

El don de llevarles

La verdad de la guerra

 

El conocimiento del fuego

Que siempre quema

Pero que también

Siempre recrea
 

 

Li Tao Po

VABM 21 de diciembre de 2014

http://farm5.staticflickr.com/4062/4366132835_e2efbee232_z.jpg?zz=1

Como el río

gatica

Como el río

 

Te voy a amar

Porque eres mi destino

Ladilla es poquito

Para describir mí fastidio

De repetidos besos íntimos

 

Como las olas

Desgastan las rocas

Como el viento propaga

Adjetivos fríos

 

Mientras loco y obsesivo

Le lleva a la  mar

Por igual la tormenta

Las limaduras de  montaña

Y los velámenes henchidos

 

Más inútil que las flores

Que se le llevan a los muertos

Mi amor plenará el vacío

De tus amores idos

 

Así te voy a amar

Mi bella

No tengo la culpa

De ser un completo fastidio

 

Mientras el ancho mundo

Ni tuyo ni mío

Asesino obsesivo

Gira efectivo

 

Matando siempre

A los más inocentes gaticos

Que son lindos

Y no comprometidos

 

Para ELIA

VABM domingo, 14 de diciembre de 2014

La bruja, el mago y el loco

yo angel

La bruja, el mago y el  loco

 

El mago me habla del equilibrio

Entre calor y frío

Entre hambre y saciedad

Entre el dolor y el placer

Etc.

 

Pero sigo sin lograrlo…

Entonces me manda con ella

Una gran carreta cruzaría cómoda

El puente que une a su casa

Con el final de la ciudad

 

Se dice que hasta el emperador

Ha pasado sobre el riachuelo

Que la separa y protege

Del resto de la gente

 

Ella me enseña a callar y esperar

A amar de verdad

Y me regala miradas

Que me dejan intuir

Que no hay dolor en la verdad

 

Yo me la paso buscándolos

Y estando con ellos

Cuando se dejan encontrar

 

Un grano de arena más

En la vastedad del arenal

Mi alma

Se esfuerzan en salvar

 

 

Li Tao Po

Para Elia

 

VABM 08 de diciembre de 2014

Divino Río Muerto

elia tapada

 

Divino Río Muerto

 

Mientras al otro lado del mundo

Él, Río

Seguía fluyendo frío

 

Indiferente a los cuerpos muertos

Que tratan de envenenarlo

 

Por acá los Andaluces

Hacía mucho tiempo

Habían ganado

 

Y la esencia de la Caribe Mar

Fluía de lo más normal

Condensada

Atravesando una ciudad

 

Pero era solo otro río

Que se estaba muriendo

De exceso de humanos

 

Se convocaron a los Chamanes

Para salvarlo

Y no lo lograron

 

Luego vinieron los ingenieros

Y tampoco pudieron

 

Y cuando no quedó más remedio

Los poetas vinieron

 

Y se embriagaron con cerveza ajena

Y se bañaron en él

 

Burlándose irresponsables

De la normal miseria

De los pobres humanos

Invocaron a los dioses olvidados

 

Pero el pobre río seguía muriendo

Irrevocablemente

 

Entonces llegó un malandro

Y le cayó a tiros a los corronchos

Y a las sardinas

Para probar sus municiones importadas

 

Y se murieron los últimos peces

 

Te moriste pendejo

¿Qué vamos a hacer?

Dijo divinamente drogado

 

Llorar no podemos

Porque de llorar

Ya hoy me he cansado

 

Pero el mundo

Que lo había

Hacía tiempo sentenciado

A morir envenenado

 

Nos  trajo aquí

A unos amigos bebes

A mi amada

Y a mí

A darle gracias al Dios

Por cuidarnos

 

Entonces el río sonrió

Y engendró otra vez

Un millón de corronchos

Guabinas y bagres

 

Y a las garzas grandes

Que venían a pescarlos

 

Y siguió atravesando

La ciudad del engaño

Del cansancio

Y del desagravio

 

De lo más normalito

Más descansado

Que un Lunes bancario

 

Y lo más gracioso de todo

Era que se llamaba

El río del ingenio 🙂

 

 

Para Vero, Jefferson, Yuma y Elia

A %d blogueros les gusta esto: