Archivos Mensuales: enero 2016

No cambiará

No cambiará

De Sará Teasdale en
“la flama y la sombra”

este es mi poema de amor favorito

No cambiará

No cambiará ahora
después de tantos años.
la vida no lo ha roto
con partidas o lágrimas

no lo alterará la muerte
Seguirá viviendo
en todos mis cantos para ti
cuando me haya ido.

+++++++++++++++++++++

It will not change now
After so many years;
Life has not broken it
With parting or tears;

Death will not alter it,
It will live on
In all my songs for you
When I am gone

Anuncios

Mis favoritos de Sara Teasdale

Mis favoritos de Sara Teasdale

Tomado de Antología Sara Teasdale

Copyright de esta traducción⃝

Victor Olaya, 2004

El vino

Yo, que bebí el júbilo
de la copa de una luna creciente
y de modo hambriento cual los hombres comen el pan
amé las fragantes noches de junio, yo no puedo morir.

Otros podrán caer,
pero ¿no existe acaso alguna extraña y luminosa salida para mí
que oculta en la Belleza busqué
el vino brillante
de la inmortalidad?

I cannot die, who drank delight/From the cup of the crescent moon,/And hungrily as men eat bread,/Loved the scented nights of June.//The rest may die –but is there not/Some shining strange escape for me/Who sought in Beauty the bright wine/Of immortality? 150

*****************************
Estrellas de invierno

A solas en la noche salí. La sangre joven batiendo más allá del mar parecía haber empapado las alas de mi espíritu.
Pesada soportaba mi tristeza.

Pero al alzar la cabeza de las sombras agitadas sobre la nieve,
en el este vi a Orion brillando firme como años atrás.
Desde la ventana en casa de mi padre,
soñando mis sueños en invierno, de niña
contemplé Orión sobre las luces de otra ciudad

Pasan los años, los sueños, pasa la juventud también,
se quiebra el corazón del mundo bajo sus luchas,
todo ha de cambiar salvo, allá en el este,
la fiel belleza de los astros.

153I went out at night alone;The young blood flowing beyond the sea/Seemed to have drenched my spirit’s wings –/I bore my sorrow heavily.//But when I lifted up my head/From shadows shaken on the snow,/I saw Orion in the east/Burn steadily as long ago.//From windows in my father’s house,/Dreaming my dreams on winter nights,/I watched Orion as a girl/Above another city’s lights.//Years go, dreams go, and youth goes too,/The world’s heart breaks beneath its wars,/All things are changed, save in the east/The faithful beauty of the stars. 157

*****************************
Pensé en ti

Pensé en ti y en cómo amabas esta belleza,
y caminando a solas por la playa escuché el romper de las olas como domados truenos,
cual tu y yo un día escuchamos esta misma monotonía.

A mi alrededor las dunas y sus ecos, mas allá la plateada mar brillante y fría.

Ambos pasaremos por la muerte y habrán de sucederse las eras
antes de que una vez más escuches conmigo este sonido.

I thought of you and how you love this beauty,/And walking up the long beach all alone/I heard the waves breaking in measured thunder/As you and I once heard their monotone.//Around me were the echoing dunes, beyond me/The cold and sparkling silver of the sea –/We two will pass through death and ages lengthen/Before you hear that sound again with me. 161

No cambiará

No cambiará ahora después de tantos años. No lo quebró la vida con rupturas o lágrimas, y no lo alterará la muerte. Vivirá así para ti en todos mis cantos cuando yo me haya ido.

It will not change now/After so many years;/Life has not broken it/With parting or tears;/Death will not alter it,/It will live on/In all my songs for you/When I am gone 169

El color de esta tarde

image

El color de esta tarde

Desde aquí
En el instante en que la vi
El color de esta tarde
Convergía hacia el rosa

Es Guarenas RB de Venezuela
Es mi vida, soy yo
Son estos ojos que desechará
Lo que sea que nos desecha

Padezco de la desvergüenza
De tratar describir con letras
El infinito para mí
Viejo, profundo, largo y ancho planeta

Lo sé
Todo depende del marco de referencia
Que es elegido a conveniencia
Pero anexo la foto como prueba 🙂

Para Elia y Edgar
VABM 31/Ene/2016

Un recontra masivo agujero negro

image

Un recontra masivo agujero negro

Primero fue el trabajo, dejé de ir a la oficina.

Mis pasos se borraron de la autopista.

La regular sierpe de la ida y venida diaria entre semana, desapareció de la pantalla.

Luego fue el mercado, prefiero ahora comprar a domicilio –si se incluyen los costos del transporte, es más barato–pero se borró otro tramo de mis huellas, esta vez de los sábados.

Los domingos siempre he sido muy sedentario.

Estoy viendo como el mapa de mis pasos se achica y seca hasta un puntito casi redondo en mi casa.

Siempre regreso a mi cama.

Es muy fácil rastrear un teléfono en los mapas gratuitos de la wwweb.

Tantas cosas que hay gratis en la wwweb para mal o para bien.

Antes viajaba, pero ahora el mapa de mis pasos solo puede ser visualizado ampliando la pantalla hasta la máxima resolución.

Parece una pérdida, pero realmente no tengo nada que hacer fuera de mi casa, y aunque me extraña mi situación, no me siento ni asustado, ni acorralado.

En fin ?para que ir a leer incómodo en una biblioteca, si te puedes ver el libro en tu teléfono, preferiblemente acostado?

Por ejemplo, en otros tiempos me agradaba llevar a mis hijos al cine, pero ya están grandes.

A veces se quedan lo suficiente para ver un partido en la tv, hacemos comida casera, y hasta charlamos de los tiempos pasados.

Pero salir a comer o a ver una película, es como demasiado complicado, o caro.

En fin, estoy hablando del mapa de mis pasos y de como se ha ido achicando.

Una vez se me ocurrió escribir que el mapa que dibujamos con nuestros pasos es el rostro verdadero que mostramos, y que por el deberíamos ser juzgados, medidos o apreciados.

Durante mucho tiempo me pareció divertida la idea, y me lamentaba de que mis pasos empezaran antes de los mapas interactivos, los telecajeros, los puntos de venta,
las cámaras públicas y todos esos aparatos que utiliza la policía para protegernos y vigilarnos.

Estoy viendo el punto casi final del mapa de mis pasos, el último lo he ido pagando a plazos en el cementerio, o quizá sea en el crematorio, no lo sé.

He oído a mis hijos hablar bajo y se han callado cuando los he escuchado, pero no me importa.

Creo que escribo esto para tratar de dejar constancia de que soy el primero que ha dibujado el mapa de sus pasos.

Es muy sencillo, se parece a la órbita que sigue la materia que decae en espiral hacia un agujero negro supermasivo ubicado en su tumba.

Si pones en el eje X al tiempo, se parece a una curva aleatoriamente sinusoidal que se va atenuando.

Antes pensaba que los mapas de pasos repetían la figura de un árbol, o de una flor, pero a eso no llegamos.

Hablando de todo como los locos, he estado investigando acerca del Big Crunch o sea el final de lo que arrancó con el Big Bang, así que que no hay que hacerme mucho caso, porque el mapa de todos los pasos que han sido, están siendo o serán dados, se parece mucho al mapa de que estamos hablando.

Si alguien llegó hasta aquí, creo que le debo pedir el favor de perdonarme por hacerle malgastar el tiempo leyendo algo que me pareció interesante, pero que realmente no lo era.

Pero si hay algo de compasión en su juicio, le debe tener paciencia a los literatos.

Para Elia, Erwin y Edgar
VABM 29/Ene/2016

Como buques que se cruzan de noche en la mitad del oceano

image

Como buques que se cruzan de noche en la mitad del oceano

Un gesto que casi llega a rictus
Un amago de sonrisa

Y seguimos
Y nos bordeamos

Agarramos el canal rápido
Y nos sobrepasamos

En un pueblo muy feo
Pobre y enano

Hola que tal
Buenas tardes

Nos lanzamos chaos
Pero no nos olvidamos

Para Elia
Li Tao Po
VABM viernes, 29 de enero de 2016

Ella

image

Ella
Siempre distante
Alta es la montaña
Incluso cerca

Para Elia
Li Tao Po
VABM viernes, 29 de enero de 2016

Unas espadas muy viejas

Unas espadas muy viejas

Lo que terminó de decidir al director del jardín imperial, fue que una hija, de una de las más favoritas, perdió un anillo mientras se bañaba en el lago secreto del emperador y los mejores nadadores no pudieron encontrarlo, a pesar de que incluso se dragó la zona alrededor de donde se bañó la niña.

Su propuesta de limpieza del fondo
del lago secreto atravesó en menos de seis lunas los diferentes concejos consultivos que una decisión tan seria como esta requiere, antes de que la tome directamente el emperador.

Nada mas añadir a la lista de guardadores del secreto del lago a varios asesores del emperador fue un riesgo para la carrera profesional del director, pero estaba tan seguro de la aprobación de su proyecto que nos indicó que iniciáramos lo más rápido posible los preparativos de dicho proyecto.

No es recomendable para nadie molestar a una mascota de un emperador que ama a sus animales y acostumbra alimentarlos personalmente cuando le queda tiempo.

La mudanza temporal de los mamíferos, peces, reptiles, batracios, aves e insectos del lago secreto del jardín del emperador, requirió del trabajo de casi todo el personal que trabaja en el parque, y además tuvimos que contratar mano de obra adicional. Que también quedo incluida en la lista de guardadores del secreto.

La captura, revisión y mudanza temporal de los animales nos ocupó medio otoño, tuvimos varias bajas entre las mascotas imperiales, principalmente insectos y peces.

El anillo que buscábamos no apareció, pero encontramos una piedra preciosa en el buche de una garza, y rescatamos un anzuelo viejo y oxidado que estaba clavado en la caparazón de una tortuga.

Iniciamos las labores de vaciado del lago a comienzos del invierno. El emperador aprobó el secado del lago antes de dirigirse al palacio del sur, como acostumbra cada año en esa temporada, y exigió al director que le informara directamente los eventos importantes.

Hallamos la osamenta completa de un caballo, dos espadas, un cráneo humano, un ancla, montones de anzuelos, cuchillos, y puntas de flechas. Hallamos tres anillos, pero no el que buscábamos.

Después de la limpieza del fondo y algunas modificaciones y reparaciones, el emperador autorizó inundar de nuevo el lago, ya estaba comenzando el verano.

Nadie encontró durante el verano alguna información acerca de que un caballo hubiera sido sepultado o que se hubiera ahogado en el lago.

Trato de imaginar a alguien pescando en el lago secreto o arrojando el cadáver de un caballo y no lo logro.

Las investigaciones en el archivo del parque y en el archivo central imperial probablemente durarían años.

Nadie pierde una espada en menos de dos brazas de agua. Personalmente creo que fueron abandonadas voluntariamente. Pero solo los investigadores podrían demostrarlo.

El trabajo de la limpieza de las espadas fue encomendado a expertos, que indicaron que su labor requiere tiempo, y las labores de identificación de sellos y marcas requeriría de más expertos e investigadores, que probablemente deberán ser añadidos a la lista de guardadores del secreto.

No hay registro en los archivos del parque de que algún bote haya navegado el lago secreto, y por el tamaño de la ancla es fácil deducir que perteneció a un buque grande.

No puedo describir el lago secreto, pero ya casi es público el conocimiento de que en el jardín imperial hay un lago secreto, así que creo que no rompo mi juramento, que comparto con más de ochocientos, diciendo en la parte más honda solo llega a cuatro brazas.

Afortunadamente el emperador es, — además de gran estadista, agricultor, guerrero, poeta, y médico–, un sabio administrador muy práctico que no quiso despilfarrar el trabajo de investigadores que son necesarios en otros misterios más importantes.

Por lo que decidió dejar a la imaginación de los creadores literarios la historia de los objetos encontrados en el fondo de su lago secreto y el destino del anillo perdido, y prometió una generosa recompensa para el autor de la explicación que perdurara más en la memoria de la población transcurridos dos años.

Hace un año regresamos el último pez al lago secreto, hoy mi hijo me ha preguntado que si pude ver la espada de oro que fue descubierta en el fondo de uno de los lagos secretos del jardín imperial hace un año.

Yo vi las dos espadas, eran de bronce. Se lo conté, pero me parece que no me creyó. Escribo esto para aclararle el tema, pero no me hago mucha ilusión.

Para Elia y Edgar
Li Tao Po
VABM 24/Ene/2016

Una playa demasiado limpia

Una playa demasiado limpia

Me bajé del autobús, pero como no tenía mucho dinero, me dirigí directo a los baños campestres evitando la tentación de pasar por el restaurante, y luego me entretuve mirando lo que pasaba por la carretera.

La playa quedaba cerca pero había que pasar por el restaurante, había bohíos en la playa, pero estaban desocupados.

Me encanta buscar en la playa, estoy seguro de que cuando lo vea sabré que era lo que buscaba, usualmente lo que encuentro siempre se me pierde después.

Una persona sensata sabe que una concha marina es muy interesante, pero por algo la gente que la vio antes, la dejó donde está.

Existe una relación compleja entre mi disponibilidad de tiempo y mi curiosidad, que se me disfraza de oportunidad cada vez que creo que me voy a aburrir.

Así que me dirigí hacia la playa pasando por el restaurante, dispuesto a cerrar los ojos si me asaltaba la tentación.

Un mesonero me atajó.

— buenas tardes caballero, veo que viene sólo, ?porqué no se sienta en la barra?, porque la mesas de esta área son para grupos grandes– me dijo con una hipocresía, en la que pude adivinar rápido que era el encargado de no dejar pasar a nadie gratis hacia la playa.

–la playa está cerrada– me dijo en tono bajo y casual.

–hola que tal, soy el concejal Lopez, vengo en un autobús que acaba de llegar, solo estoy estirando las piernas, le quiero dar un vistazo al mar– vistiendo mi voz en un short playero y luego añadí muy oficial– es muy triste el tema que tienen aquí con las ballenas. Vamos precisamente a una conferencia sobre la responsabilidad ambiental ciudadana en la capital de este estado–.

Luego le solté una bombita.

–Creo que Raúl todavía es gobernador en este estado, cierto?–le pregunté con la intención de recalcarle que estaba hablando con un humilde concejal, pero de la capital de nuestra gloriosa patria.

El tipo era tan adulador del dueño del restaurante, que de una vez se apartó de mi camino y seguramente le hizo señas, a mis espaldas, a el encargado de seguridad.

–Todo en esta vida depende de la capacidad que tenga uno para defenderse de los envidiosos– me dije mientras me disponía a explorar una playa que parecía que se aburría tan solita.

No encontré nada, porque estaba recién barrida, seguramente algunos ignorantes habían tirado a la basura alguna concha marina grabada con el signo del universo.

Con toda seguridad al personal de limpieza no se le ocurrió oír al caracol que repite incansable la solicitud de auxilio de alguna sirena en dificultades.

Estaba seguro que habían tirado a la basura a todas las medusas, sin darme la oportunidad de atormentar a alguien con mi rutina de media hora sin respirar, en la que le demostraba al pobre ignorante que era recontratataranieto de la gelatina venenosa que miraba con asco y miedo, que además es más taimada que todos los mamíferos y dinosaurios juntos.

Lo que más me enfureció viendo esa playa barrida, peinada y maquillada, cercada con malecones de concreto y boyas naranja, fue que me había ilusionado con ver un arcoiris de nácar, oír la voz del mar, encontrar un doblón de plata, un hueso de ballena, una espada de un pez ídem, un mensaje en una botella, o por lo menos, ver a los pelícanos pescar.

Así que programé el despertador de mi teléfono para que sonara en cinco minutos y me dirigí al restaurante con la cara más preocupada que me salió, después de haberme graduado con honores en la academia de actuación.

El mismo mesonero me esperaba en la rampa que conectaba a la playa con el restaurante, estaba acompañado por dos tipos.

No seré ninguna medusa, pero por algo he sobrevivido tanto tiempo.

La obra de teatro surrealista ocurrió así:

Mesonero preocupado, por haber fallado en su labor de proteger el acceso a la playa:

— estos señores quieren hablar con usted jefe.

Y luego añadió:
–Yo le advertí que la playa estaba cerrada.

Vigilante en voz casual, señalandome el cartel “playa privada para nuestros clientes’

–creo que el señor no vio el letrero, solo podemos darle acceso a autoridades uniformadas y debidamente identificadas– para luego con cara de tahúr preguntar– ?el señor tiene alguna credencial que nos pueda enseñar?.

Ayudante de taquilla autonombrado, en tono gerencial:

— los costos de mantener esta playa en óptimas condiciones para nuestros clientes, son altos.

— pobres ballenitas– dije lo más fúnebre que pude.

Ayudante de taquilla autonombrado, en actitud conciliatoria:

— doscientos bolívares cuesta la entrada, la taquilla abre en una hora– mirando como mis compañeros de viaje comenzaban a levantarse de las mesas.

— ballenatos ahorcados– dije casi asustado.

Ayudante de taquilla autonombrado, muy amigable y razonable:

— yo se los entrego a la taquillera, cuando llegue.

Vigilante, muy amable:
— creo que deberíamos continuar esta discusión en la oficina de seguridad.

— bebés de ballena– dije desconsolado.

–? Como se llama esta parte del país?– pregunté como si los notara por primera vez y para terminar de descontrolarlos.

Vigilante, entristecido por tener que tratar con gente tan poco razonable.

–por favor acompañenos.

— inocentes ballenitas recién nacidas– gemí desconsolado a punto de llorar– mientras escribía una nota en mi tableta el nombre del restaurante en fuente de 18 puntos y color rojo.

Todos me miran preocupados, tratando de determinar mi tipo de locura, pero abriendome paso hacia la salida.

Sonó el despertador, lo deje sonar diez veces, indeciso como siempre

Simulo que contesto el teléfono, caminando entre mis compañeros de viaje.

— No, Raúl, no, por más gobernador y amigo que tu seas esto no lo puedo dejar de reportar. Estamos hablando de bebes de ballena ahorcados, esta playa con sus boyas es un peligro para las ballenitas recién nacidas.– y les dejo caer otra bombita– debes saber que mi nueva responsabilidad en las naciones unidas, me lo impide.

Todos se asustan y se comienzan a separar de mi, tratando de no ser asociados conmigo de ningún modo.

Finjo que los persigo mientras huyen en retirada, preguntándoles:

-Como se llama esta parte del país? ? En que municipio estamos?.

Pero como corren más que yo. Les dejo fingir que jamás me han visto y que nunca hemos hablado.

–Un día de estos mi curiosidad me va a meter en un problema del que no voy a poder salir caminando– pienso mientras subo a mi autobús, ya casi calmado.

Para Elia y Edgar
VABM 17/Ene/2016

La música del mundo

image

La música del mundo

La ventisca afeita con sus agujas mi rostro
Quiero sacar mi cabeza del cielo de las aves
Echarle una mirada al cielo de los cometas

Pero me falla la respiración
soy un pez del océano aereo

Inalcanzable para mis pulmones la cumbre
Solo imagino su silencio sobre la tormenta
Solo puedo presentir la música del mundo

Silenciosa como la de las estrellas
Cometas, planetas, la luna y el sol

Para Elia
Li Tao Po
VABM 17/Ene/2016

La nueva capital imperial

image

La nueva capital imperial

Viendo las colinas vacías me preocupo un poco, pero hay agua, porque, aunque no lo veo, sé que corre un pequeño río escondido entre la vegetación.

Al sur los ríos son más grandes, y hay más cacería, pero me quiero quedar, no sé que es, pero algo me atrae.

Una improvisada cantera roe ya la gris osamenta de piedra de la larga cordillera de bajas colinas cubiertas con una rala yerba amarillenta en esta época.

Al este unos amables bosques, a la distancia justa, me dicen que por madera no nos tenemos que preocupar, además proveen buena cacería, nos hemos alimentado con carne de lobo cuando nos ha provocado.

Y claro, el mar queda prudentemente cerca, a dos jornadas de caminar.

La pirita que venimos a explotar, enrojece la cuesta de una cercana montaña al norte, que seguramente también proveerá granito en gran cantidad.

— que te parece ahora la nueva capital imperial, tío?– le pregunto medio bromeando, medio serio.

— debemos construir aquí, para no ocupar la tierra cultivable– me responde señalando la llanura que bordea un lago muy bello, aunque aún salvaje.

Los maestros enseñan que todo está hecho añadiendo capas al rededor de un núcleo central. Así pienso construir mi ciudad.

El cielo de las estrellas, el cielo de los pájaros, el mar, las aguas todas, y la tierra, ocupan concéntricas esferas.

Nuestra piel, carne, órganos y osamenta, son capas alrededor de un núcleo central que aún no logro imaginar, pero estoy seguro de que cuando regrese a la capital imperial actual y pueda retomar mis estudios, ese nervio me será enseñado.

Quienes trabajan la madera saben que es solo capas concéntricas.

Así que debo seleccionar el núcleo central al rededor del cual crecerá la futura capital imperial. Pero no logro decidir donde estará.

–donde quedará el centro del altar principal del futuro palacio imperial?– le pregunto a mi tío.

El lanza al viento su sombrero, y señalándome el sitio donde cayó, mi dice sonriendo: allá.

Le tomo la palabra y cuando voy a enterrar el secreto sello imperial, la labor se me dificulta, porque su sombrero cayó sobre una madriguera de conejos abandonada que estaba ocupada por una serpiente.

Se lo comento a mi tío luego para que tenga cuidado con la serpiente que se me escapó y me respondió sonriendo.

–Los dioses confirman tu elección, los dueños de esta tierra son mansos y fecundos, con una buena dirección trabajarán gustosamente en la construcción de la nueva capital imperial.

Para Elia y Edgar
Li Tao Po
VABM 16/Ene/2016

A %d blogueros les gusta esto: